Beneficios de migrar de infraestructura on-premise a una nube privada

Beneficios de migrar la infraestructura on-premise a una nube privada

Migrar la infraestructura on-premise a una nube privada permite a las empresas centrarse en su negocio, sin gastar tiempo y dinero en gestionar y mantener su propia infraestructura IT in-house. Al contrario que la mayoría de soluciones de Cloud Público, un entorno de cloud privado, como los que diseñamos en Stackscale, permite configuraciones más específicas y a medida, lo cual simplifica la migración. De este modo es posible mantener una configuración exclusiva, al mismo tiempo que se aprovechan las ventajas de migrar al cloud.

¿Tu empresa está pensando en externalizar su infraestructura IT? Sigue leyendo y descubre por qué cambiar de servidores on-premise a Cloud Privado es probablemente el movimiento más lógico —para seguir creciendo con eficiencia y garantizar la seguridad de los datos—. A continuación hablaremos de las ventajas principales de migrar de on-premise a un entorno de nube privada.

Los recursos no se comparten

En un entorno de cloud privada los recursos no se comparten con nadie más; así que no hay que preocuparse por la sobresuscripción de recursos y los vecinos ruidosos. Esta solución dedicada combina los beneficios del servicio y del diseño de la arquitectura, con las ventajas de externalizar la infraestructura. Cada cliente puede diseñar un entorno de uso exclusivo de acuerdo a sus necesidades, mientras que el proveedor de servicios de cloud privado se ocupa del alojamiento y la gestión.

Escalar según las necesidades de computación

Las empresas pueden escalar el Cloud Privado al ritmo que sus necesidades de computación crecen o disminuyen. Es más fácil y menos costoso que escalar una infraestructura on-premise, y los tiempos de despliegue son mucho más cortos. La nube privada permite escalar recursos con rapidez para hacer frente a grandes picos de tráfico y uso inesperados, así como todo lo contrario. Si en un momento dado el proyecto necesita menos recursos de lo esperado, también puede desescalar fácilmente.

Por ejemplo, en Stackscale, nuestros clientes pueden empezar con un plan de un nodo de 128 GiB de RAM y escalar fácilmente con nodos de computación adicionales, sin interrupciones. Nuestros nodos de computación están conectados a través de enlaces de 40 Gb/s sin cuellos de botella, que combinamos con un almacenamiento en red redundante y de baja latencia para conseguir un alto rendimiento y disponibilidad.

Alta disponibilidad y fiabilidad

Las soluciones de cloud privado ofrecen alta disponibilidad —garantizada por SLA—, para que los servicios no se vean interrumpidos, ni siquiera por grandes cargas de trabajo. Además, se puede desplegar el entorno en diferentes centros de datos para minimizar el riesgo de inactividad gracias a la georeplicación de la infraestructura. Asimismo, los entornos de cloud privado son extremadamente fiables. Los proveedores de servicios, como Stackscale, suelen monitorizar los entornos para controlar que todo funciona correctamente y poder ocuparse de problemas y amenazas potenciales tan pronto como aparecen.

Mínima latencia

Al externalizar la infraestructura IT también se puede reducir la latencia. Gracias a los puntos de presencia (PoP), los acuerdos de interconexión y las ubicaciones de centros de datos del proveedor de nube privada, las empresas pueden alojar sus datos y aplicaciones más cerca de sus clientes potenciales. Además, algunos proveedores de servicios cloud también ofrecen soluciones de CDN para que sus clientes puedan disponer de réplicas de los datos en todo el mundo, para distribuir sus contenidos y servicios más rápido y con mayor eficiencia.

Seguridad y redundancia mejoradas

La seguridad no debería ser una preocupación cuando se plantea la externalización de la infraestructura IT. Ya que, al contrario de lo que muchos puedan pensar, las infraestructuras on-premise no tienen por qué ser la opción más segura. Los proveedores de servicio de cloud privado contratan a los mejores profesionales para monitorizar, gestionar y proteger su infraestructura. Están especializados en construir entornos altamente seguros y fiables; lo que permite mantener el riesgo de sufrir interrupciones en el servicio al mínimo. Además, suelen ofrecer soluciones de recuperación ante desastres para simplificar la planificación del Disaster Recovery (DR) a las empresas.

Asimismo, los proveedores cloud implementan numerosas medidas de seguridad —tanto a nivel de recursos (nodos, cabinas de almacenamiento, sistemas…) como del centro de datos— para garantizar un alto nivel de seguridad y privacidad. En Stackscale, por ejemplo, alojamos nuestra infraestructura en data centers altamente protegidos —con seguridad física 24/7, lectores biométricos y tarjetas de proximidad, entre otros. Mantener un nivel de seguridad así de estricto en un centro de datos on-premise implicaría unos costes desorbitados.

Control sobre los datos y aplicaciones

Aunque externalizar el hosting significa compartir el control de los datos, no significa perder el control. La empresa sigue manteniendo el control sobre su software, a no ser que desee delegar parte de su administración de sistemas también. De hecho, al estar exclusivamente dedicado a la empresa, esta puede decidir a quién autoriza el acceso al entorno de cloud privado. En lo que respecta al cumplimiento con la regulación (RGPD, ISO…), la nube privada es más adecuada para sectores muy regulados como el sanitario y la banca.

No obstante, para asegurar el mayor nivel de seguridad posible, es importante tener en mente que la seguridad es una responsabilidad compartida. Mientras que el proveedor de cloud privado es responsable de garantizar que la infraestructura, el almacenamiento, la disponibilidad y la red son completamente seguros por su parte, los clientes deben responsabilizarse de otros aspectos como la gestión de los accesos y la identificación, la encriptación o la protección del tráfico de red.

Disaster Recovery y contingencias

En lo que se refiere a riesgos, el Cloud Privado es mucho más seguro (y asequible) que las infraestructuras on-premise. Los centros de datos en los que los ISPs alojan su infraestructura, implementan muchas medidas de seguridad y redundancia para asegurar el funcionamiento continuado de los sistemas que alojan. Además, los proveedores de nube privada ofrecen soluciones de DR y copias de seguridad para asegurar la recuperación de los datos en caso de que se produzca un fallo de hardware o un desastre natural.

Aplicaciones legacy

Asimismo, un entorno de cloud privado es el más adecuado para trabajar con aplicaciones y sistemas legacy. Al contrario que la mayoría de soluciones de nube pública, una nube privada permite configuraciones más específicas y a medida, de modo que las aplicaciones legacy pueden ejecutarse sin modificaciones en el caso de que sea necesario.

Ahorro de costes

La gestión de costes se debe enfocar de forma diferente al migrar a una solución off-premise. El rápido aprovisionamiento en la nube se debe gestionar adecuadamente para mantener el control de los costes a lo largo del tiempo. Como explicamos en el artículo sobre el ahorro de costes al migrar a la nube, la reducción de costes es una de las motivaciones para migrar al cloud. Las empresas pueden olvidarse de hacer grandes inversiones y de los gastos de capital en hardware.

En este sentido, el Cloud Privado no solo disminuye considerablemente la inversión de capital (CAPEX) inicial, sino que también reduce los costes operativos (OPEX). Las soluciones de nube privada se basan en un modelo de pago por uso, que es más rentable y evita desperdiciar recursos. De este modo los gastos del hosting pasan a ser costes mensuales predecibles y recurrentes.

Asimismo, los proveedores de servicios cloud se encargan de gestionar y mantener la infraestructura. Así que no es necesario invertir en infraestructura on-premise ni personal especializado; incluso la carga de trabajo en mantenimiento y gestión es mucho menor. Además, como mencionamos al hablar de las ventajas a nivel de seguridad, la nube privada permite mantener un alto estándar de seguridad física y lógica, a un coste razonable.

Cargas de trabajo IT

Un entorno de cloud privado es una buena opción para negocios medianos y grandes que desean delegar parte de su carga de trabajo IT. La migración de la infraestructura a un Cloud Privado permite que el equipo técnico se centre en tareas que sean más críticas para el negocio principal, como el CRM o el ERP.

El personal IT será responsable de personalizar la nube privada y gestionar el sistema operativo y la capa de aplicación. Será el proveedor de servicios el responsable de desplegar el entorno, operar la red, mantener el hardware y alojar la infraestructura, entre otras cosas. En otras palabras, además de su propio equipo, las empresas también cuentan con el equipo especializado del proveedor. De modo que pueden trabajar de forma conjunta ante cualquier problema o necesidad.

Experiencia y soporte

Externalizar la infraestructura a un proveedor de servicios de nube privada también significa beneficiarse de la experiencia y el soporte del proveedor. En Stackscale, ofrecemos acceso directo a soporte técnico especializado y nuestra experiencia define todo lo que hacemos: desde la monitorización de sistemas 24/7 —gracias a nuestra plataforma de monitorización y automatización— hasta la tecnología que escogemos con sumo cuidado.

En resumen, son muchos los beneficios de migrar a un entorno de cloud privado. Permite realizar una gestión más ágil de las necesidades IT y proporciona mayor flexibilidad para crecer, sin malgastar recursos.

Así que, si tu empresa está planteándose migrar a una nube dedicada, no dudes en contactar con nuestros expertos en cloud computing para más información. Cada proyecto es único, así que es importante elegir la solución que mejor se adapte a su estrategia de negocio —tanto presente como futura—. En Stackscale proporcionamos soluciones a medida y la posibilidad de explorar posibles mejoras para apoyar los objetivos de cada negocio.

¿Quieres impulsar la TI de tu empresa?

Solutions form ES

El Grupo Stackscale trata la información que nos facilita con el fin de dar respuesta a la solicitud realizada en relación con los servicios que prestamos y los productos que suministramos. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga el contacto siendo eliminados una vez finalizada la solicitud, a no ser que consienta el envío de comunicaciones comerciales, donde sus datos se conservarán hasta la revocación del consentimiento previamente otorgado. En el marco del Grupo al que pertenece Stackscale, se le informa de que sus datos serán comunicados a las empresas de Grupo Aire por motivos corporativos. Puede consultar las empresas que forman parte del Grupo Aire en: https://grupoaire.es. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y, cuando legalmente proceda, portabilidad, mediante el envío a Stackscale de una solicitud a la dirección dpo@stackscale.com, indicando el derecho que ejercita y aportando una fotocopia por las dos caras de su DNI o documento legal de identificación de su identidad. Igualmente, podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, especialmente cuando no haya obtenido la satisfacción en el ejercicio de sus derechos, a través de la sede electrónica en www.aepd.es.

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Cloud Privado

Descubre más sobre cómo combinamos las ventajas de la virtualización con las garantías propias de disponer de un equipamiento de uso exclusivo.

DESCUBRIR MÁS