Cómo preparar un plan de Disaster Recovery o de recuperación ante desastres

Planear una solución de Disaster Recovery

La continuidad de negocio depende considerablemente de la IT. Así que, para estar preparado para cualquier contingencia, es indispensable preparar un plan de Disaster Recovery (DRP). Un plan de recuperación ante desastres permite a las empresas recuperar los datos y aplicaciones de misión crítica en el menor tiempo posible. Por lo tanto, es esencial adaptarlo a las necesidades concretas de cada proyecto.

El cloud ha hecho que la recuperación ante desastres o Disaster Recovery sea accesible para negocios de cualquier tamaño. Tradicionalmente, crear un plan de recuperación ante desastres era caro y requería mucho tiempo; porque las empresas tenían que configurar y mantener un sitio secundario en el que replicar su infraestructura —un sitio que, además, estaría infrautilizado la mayor parte del tiempo—. Hoy en día, gracias a las soluciones de cloud hosting, diseñar una solución de Disaster Recovery es mucho más fácil, eficiente y económico.

Pero antes de entrar en detalles sobre cómo preparar un plan de Disaster Recovery, vamos a empezar por definir qué es.

¿Qué es un plan de recuperación ante desastres?

Un plan de Disaster Recovery o plan de recuperación ante desastres es un método para recuperar datos y funcionalidades cuando un desastre —ya sea natural o provocado por un error humano— interrumpe un sistema. Es un plan de contingencia que recopila el protocolo de acción y las metodologías que deben utilizarse cuando uno o más sistemas IT de una empresa fallen.

El objetivo principal de un DRP es minimizar el impacto de una interrupción, consiguiendo que las aplicaciones de misión crítica vuelvan a funcionar en el menor tiempo posible. Lo cual permite a la organización y sus trabajadores volver a operar, con casi total normalidad, hasta que el incidente se haya solucionado definitivamente.

Modalidades principales de Disaster Recovery

  • Disaster Recovery a nivel de hipervisor.
  • Disaster Recovery a nivel de almacenamiento
  • Disaster Recovery a nivel de aplicaciones.

¿Por qué es imprescindible disponer de un plan de Disaster Recovery?

¡Empecemos con una comparación! ¿Por qué aseguramos una casa o un coche? Efectivamente, porque queremos estar protegidos ante cualquier accidente, desastre o eventualidad. Esta misma razón se aplica a los sistemas IT de una empresa. Un plan de recuperación ante desastres es esencial para proteger los datos y funcionalidades de un negocio ante cualquier contingencia que pueda producirse.

Si los datos e IT de un negocio son críticos para su continuidad, una interrupción en los sistemas IT puede tener un impacto altamente negativo si no se está preparado para actuar correctamente. De modo que un plan de Disaster Recovery permite reducir el tiempo de interrupción y proteger los datos críticos del negocio; y como consecuencia, minimizar el impacto de la contingencia.

¿Ante qué protege un plan de Disaster Recovery?

Un plan de recuperación ante desastres permite proteger a cualquier negocio frente a escenarios como:

  • Errores humanos
  • Apagones energéticos
  • Fallos del sistema
  • Actualizaciones defectuosas
  • Desastres naturales como inundaciones, terremotos o incendios
  • Incendios en centros de datos
  • Robos
  • Ciberataques, virus y otras corrupciones (ransomware, por ejemplo)

En resumen, cualquier circunstancia que pueda afectar negativamente a los procedimientos tecnológicos que son críticos para el negocio y sus beneficios.

Cómo preparar un plan de Disaster Recovery

No hay una solución para todo el mundo. El plan de Disaster Recovery perfecto es uno que esté cuidadosamente personalizado según las necesidades de cada empresa. Así que, aunque no podemos proporcionar una respuesta universal en un artículo, queremos compartir los elementos clave en los que poner el foco para preparar un plan de recuperación ante desastres para cualquier empresa.

Enumerar y priorizar los recursos

Haz una lista de los recursos de software y hardware y ordénalos según su impacto en el negocio. Esto es muy importante porque no será posible recuperar todo al mismo tiempo. De modo que una buena planificación permitirá garantizar que las aplicaciones y datos más críticos se recuperan primero.

Evaluar el impacto y los riesgos

Analiza los potenciales desastres a los que el negocio se podría enfrentar y su impacto. El análisis del impacto y los riesgos es de gran ayuda para evaluar cuál es el nivel de seguridad de los datos y aplicaciones críticas. Lo cual es clave para definir las estrategias de recuperación a seguir tras un desastre.

Definir los objetivos del DRP

¿Cuál es el tiempo límite de interrupción admisible para el negocio? ¿Cuántos datos podéis permitiros perder? ¿Qué nivel de degradación en el servicio estáis dispuestos a soportar? ¿Qué impacto podría tener una contingencia en la continuidad del negocio?

Definir los objetivos y expectativas correctamente es esencial para elaborar un plan de contingencia y la arquitectura de la solución de Disaster Recovery. El RTO y RPO son los dos indicadores más relevantes de cualquier plan de recuperación ante desastres.

Objetivos de un plan de Disaster Recovery, RPO y RTO

RTO: objetivo de tiempo de recuperación

Por un lado, el objetivo de tiempo de recuperación o RTO (Recovery Time Objetive, en inglés) es el tiempo máximo durante el cual es aceptable que se interrumpa la actividad de la empresa. Es decir, el tiempo que podemos soportar que dure una interrupción antes de que empiece a perturbar la actividad normal del negocio.

RPO: objetivo de punto de recuperación

Por otro lado, el objetivo de punto de recuperación o RPO (Recovery Point Objetive, en inglés) es el punto previo en el tiempo al que podemos permitirnos volver para recuperar los datos y funcionalidades de la empresa. Es decir, representa la cantidad de datos que la empresa está dispuesta a perder entre la última copia de seguridad y una contingencia. Nuestro equipo ayuda a cada cliente a conseguir un RPO adaptado a las necesidades de su proyecto.

Optimizar el consumo de recursos

Los costes de un plan de Disaster Recovery aumentan al mismo ritmo que disminuye su tolerancia. Por eso es muy importante analizar las necesidades concretas de cada empresa, para poder optimizar el ratio precio-eficiencia del plan de Disaster Recovery. Como comentamos más arriba, algunos datos y aplicaciones pueden soportar interrupciones más prolongadas que otros, según lo críticos que sean para el negocio.

Coste vs tolerancia del RPO/RTO en un plan de Disaster Recovery

Además, una arquitectura de copias de seguridad moderna y una automatización controlada —entre otras características que ayudan a reducir el consumo de recursos y garantizar un coste mensual predecible— pueden ayudar a aumentar la eficiencia y a optimizar los costes del plan de Disaster Recovery.

Elegir la tecnología adecuada

Cuando sea posible, utiliza las funcionalidades nativas para Disaster Recovery del hipervisor, ya que facilita mucho el proceso. Por ejemplo, contar con una infraestructura remota e independiente reservada para Disaster Recovery, también conocido como cold spare, puede ser realmente útil para restaurar backups y réplicas tan pronto como sea posible durante un fallo de hardware, un ciberataque o cualquier otra emergencia.

Asegurarse de que el Disaster Recovery es autosuficiente

Una solución de Disaster Recovery debe ser completamente independiente de la plataforma principal.

Definir un protocolo de acción

Es importante definir cuidadosamente un claro protocolo de acción en el que se especifique quién es responsable de qué. Así como las razones para aplicar el plan de recuperación ante desastres. También es recomendable crear una lista de contactos de emergencia con aquellos a los que podría ser necesario contactar durante una recuperación. Por ejemplo: el proveedor de servicio de Internet o el proveedor de servicios gestionados.

Crear un equipo de Disaster Recovery

También es importante componer un equipo de Disaster Recovery con roles y responsabilidades bien definidos. De este modo, ante una contingencia, cada miembro del equipo sabrá qué hacer, cómo y cuándo. Asimismo, establecer una estrategia de comunicación también es importante para mantener a los trabajadores, proveedores, partners y clientes bien informados.

Probar el plan de contingencia periódicamente

Probar el plan de Disaster Recovery de forma periódica (una vez cada dos meses, por ejemplo) es imprescindible para comprobar que todos los procedimientos funcionan correctamente. Asimismo, mantener el DRP actualizado también es importante.

Georeplicar siempre que sea posible

La replicación geográfica proporciona una capa más de seguridad. En Stackscale, por ejemplo, georeplicamos los sistemas de almacenamiento en red —Flash Premium, Hybrid Plus e Hybrid— de todos nuestros clientes, por defecto. Actualmente contamos con varios centros de datos en Europa, en Madrid y Ámsterdam.

No dudes en contactarnos para saber más sobre cómo nuestro equipo de expertos en cloud puede ayudarte a definir un plan de recuperación ante desastres.

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

DR y Backups

Soluciones de continuidad de negocio para proteger tu empresa y datos ante una contingencia o desastre.

DESCUBRIR MÁS