¿Qué es la sobresuscripción en el cloud computing?

Qué es la sobresuscripción en cloud computing

El concepto «sobresuscripción» es un término que nos encontramos con mucha frecuencia cuando hablamos de cloud computing. Pero no todos tenemos totalmente claro en qué consiste la sobresuscripción de recursos. Así que, empecemos por el principio…

¿Qué es la sobresuscripción de recursos?

La sobresuscripción de recursos no es, ni mucho menos, un concepto nuevo. Un símil fácil puede ser el overbooking de las líneas aéreas, que consiste en vender más asientos de los que hay disponibles. En el caso del cloud computing, la sobresuscripción de recursos ocurre cuando un proveedor de hosting compartido o de Cloud Público ofrece una serie de recursos de computación que superan en varias veces la capacidad disponible, tomando como norma que los clientes no hacen uso del 100 % de los recursos que se ofrecen.

Otro ejemplo de sobresuscripción puede ser el de las conexiones de ADSL o FTTH (fibra óptica) residenciales, donde «venden» una capacidad que la mayoría de las veces no se cumple. En este caso, esto se debe a que el operador sabe que tiene un ancho de banda asignado para una central, pero vende esa capacidad multiplicada por un número que los usuarios desconocemos.

¿Qué debo saber sobre la sobresuscripción antes de elegir un cloud?

Cuando estás buscando un proveedor de cloud es muy importante consultar algunos conceptos a la hora de contratar el servicio. Los servicios de cloud público siempre se entregan con sobresuscripción, así que es importante conocer hasta dónde nos puede afectar. Sin duda, la mejor opción es elegir un buen Cloud Privado donde los recursos están garantizados porque son de uso exclusivo para cada cliente. Con una solución de Cloud Privado nos evitamos esos molestos vecinos ruidosos.

¿Quién sobresuscribe recursos y quién no?

Los proveedores de cloud público suelen «jugar» con la sobresuscripción de todos o casi todo los recursos, pero especialmente los de computación. Por el contrario, los proveedores de Cloud Privado, como Stackscale, no realizan sobresuscripción de recursos. En todo momento, nuestros clientes contratan unos recursos de computación de uso exclusivo, de modo que será él mismo quien optará por sobresuscribir en su propio beneficio.

En el caso del almacenamiento en red es común que todos los proveedores se beneficien del uso de capacidades como el thin provisioning o la compresión inline. En Stackscale, también transferimos estos beneficios a los clientes.

Conceptos que tenemos que conocer sobre IaaS

pCPU o CPUs físicas: es el número de CPUs físicas presentes en un nodo (o servidor dedicado o host). Depende del número de procesadores (sockets), el número de cores y si tiene o no habilitado el hyperthreading.

vCPU o CPUs virtuales: son las CPUs que asignamos a cada máquina o servidor virtual y no tiene porqué tener relación con las pCPUs. Cuando creamos una máquina virtual asignamos un número de vCPUs que, a su vez, harán uso de las pCPUs. En este punto podemos tener muchas más vCPUs que pCPUs ya que, por lógica, nuestras máquinas virtuales no están siempre al 100 % de uso. Aquí surge la sobresuscripción que en un cloud público no podemos controlar, pero en un cloud privado sí, porque todos los recursos son para nuestro disfrute en exclusiva.

Memoria: es la memoria RAM disponible de un nodo que podemos repartir entre nuestros servidores virtuales. Al igual que ocurre con la CPU, hay diversas técnicas que permiten sobresuscribir la memoria RAM física de los nodos.

Almacenamiento local: es el disco duro que se encuentra físicamente en el nodo y que, por lo tanto, en caso de failover quedará como no disponible. Así que se puede considerar como un almacenamiento efímero.

Almacenamiento en red: son volúmenes de almacenamiento a los que accedemos de forma remota con conexión directa o NFS. Stackscale dispone de soluciones basadas en NetApp, zScale Hybrid y zScale Premium; estos dos últimos son de alto rendimiento y están basados en discos de estado sólido.

IOPS: son operaciones de entrada / salida en disco por segundo. Un dato a tener en cuenta ya que a mayor capacidad en IOPS, mayor rendimiento para escribir o leer nuestros datos. Esto dependerá del tipo de aplicaciones o servicios que despleguemos.

Tráfico entre servidores: es el tráfico que se mueve a través de redes privadas en una misma infraestructura y no tiene coste para el cliente.

Tráfico Internet: es el caudal disponible entre nuestra infraestructura e Internet. Stackscale ofrece 20 Gbps por nodo sin limitar este ancho de banda, que se factura por uso y en modelo de tráfico cursado (por GB transferido) o 95 % percentile.

Todos los recursos que acabamos de comentar pueden ser sobresuscritos. El parámetro que se utiliza para conocer el nivel de sobresuscripción de cada recursos se llama ratio de sobresuscripción.

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Conéctate a la revolución

Recibe noticias relacionadas con tecnologías Cloud, redes de última generación, sistemas altamente disponibles, almacenamiento de alto rendimiento, y otras soluciones y novedades relacionadas que puedan ser de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.