Nube pública vs. nube privada de Stackscale

Nube pública vs. nube privada de Stackscale

Muchas empresas se debaten entre nube pública o nube privada a la hora de elegir el tipo de cloud adecuado para su negocio. Por un lado, un entorno de cloud privado, como los que diseñamos en Stackscale, ofrece el mejor equilibrio entre rendimiento, costes y escalabilidad. Por otro lado, un entorno de cloud público suele permitir desplegar y escalar recursos con un coste inicial muy bajo.

Aunque la flexibilidad y la rentabilidad son dos de los beneficios principales que animan a las empresas a migrar a la nube, hay muchos otros a tener en cuenta. De hecho, desde nuestro punto de vista, el aspecto más importante al planear una migración deberían ser las necesidades y objetivos reales de cada empresa.

A fin de aprovechar todos sus beneficios, las empresas deben elegir la solución cloud que realmente se adapte a su estrategia de negocio.

La posibilidad de adaptar la infraestructura IT a las necesidades de la empresa en cualquier momento es esencial para no quedarse atrás. Pero no siempre es fácil elegir el servicio en la nube ideal para un proyecto, ya que son muchos los factores a analizar para elegir un proveedor cloud.

Así que, en este artículo vamos a profundizar un poco en el dilema «nube pública vs. nube privada».

Recursos dedicados vs. recursos compartidos

El aspecto más simple y también el más importante a tener en cuenta es si la empresa puede o está dispuesta a compartir sus recursos con otras empresas. Por un lado, en una solución de cloud privado, los recursos de computación son de uso exclusivo para cada cliente; lo cual permite disfrutar de un rendimiento predecible. Por otro lado, en una solución de nube pública, varios clientes comparten una misma infraestructura y, en ocasiones, esto puede afectar al rendimiento y también a los costes.

En Stackscale, por ejemplo, un entorno de nube privada está compuesto por uno o varios nodos de computación de uso exclusivo, conectados mediante enlaces redundantes y con un ancho de banda garantizado. A su vez, al combinarlo con nuestro almacenamiento en red redundante y con baja latencia, los clientes pueden disfrutar de un alto rendimiento constante sin vecinos ruidosos. Por el contrario, cuando los recursos son compartidos, los clientes se pueden ver afectados por la sobresuscripción de recursos.

Asimismo, además de disfrutar de un rendimiento predecible, contar con recursos dedicados también permite mantener los costes bajo control con más facilidad. Según el informe anual «State of the Data Center Networking 2021» publicado por Pluribus junto con Enterprise Management Associates (EMA), se prevé que en torno al 75 % de las cargas de trabajo empresariales permanecerán en la nube privada. Esto se debe principalmente a que los entornos de Cloud Privado ofrecen mejores niveles de seguridad, rendimiento, cumplimiento de las normativas y rentabilidad.

Rendimiento, flexibilidad y predictibilidad

En lo que se refiere a rendimiento y flexibilidad, la predictibilidad también es un factor importante a evaluar. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, la mayoría de las cargas de trabajo son predecibles. Cuando un entorno ha sido adaptado adecuadamente, es poco habitual que se vea afectado por grandes picos de tráfico que pongan en peligro su correcto funcionamiento. Por lo tanto, ambos tipos de cloud pueden proporcionar gran flexibilidad y escalabilidad.

«A menudo se asocia la nube pública con mayor flexibilidad, pero la nube privada también tiene mucho que ofrecer en este aspecto. La optimización de costes que ofrece el Cloud Privado de Stackscale permite a nuestros clientes sobredimensionar sus entornos para absorber determinados picos de tráfico con mucha más eficiencia.»

— David Carrero Fernández-Baillo, cofundador y VP Sales de Stackscale

La flexibilidad para soportar picos de tráfico puntuales es una de las ventajas que se suelen atribuir a la nube pública. Pero esta flexibilidad, en muchas ocasiones, suele disparar considerablemente los costes. En este sentido, gracias a la optimización de costes que ofrecen soluciones de nube privada como la de Stackscale, las empresas pueden sobredimensionar su entorno para soportar determinados picos de tráfico con más eficiencia. No obstante, ante campañas durante las cuales se espera mucho más tráfico del habitual, siempre es recomendable preparar el entorno para garantizar un funcionamiento óptimo —como explicamos en nuestro artículo sobre cómo preparar la infraestructura IT para el Black Friday y Navidad—.

Transparencia y costes cloud

No es ninguna novedad que el cambio de CAPEX a OPEX ofrece muchos beneficios en IT; especialmente en lo que respecta a las inversiones. Sin embargo, algunos negocios se han sentido decepcionados tras cambiarse a un modelo cloud porque los costes se han disparado con el paso del tiempo. Esto puede ocurrir al optar directamente por una solución de cloud pública, sin tener en cuenta otras alternativas cloud competitivas. Ya que la nube privada es una opción mucho más eficiente a nivel de costes en la mayoría de los casos.

No cabe duda de que la oferta de nube pública puede ser muy atractiva para pequeños negocios y startups que necesitan un despliegue rápido y con un coste inicial muy bajo. Sin embargo, a medida que los proyectos crecen, la factura del cloud público tiende a dispararse; entre otras razones, porque el rápido aprovisionamiento de recursos a menudo puede conllevar gastos innecesarios. Esto hace que la gestión y optimización de los costes sea especialmente importante cuando se opta por una plataforma de nube pública.

Por el contrario, en un entorno de cloud privado los recursos están más adaptados a las necesidades del proyecto. Esto permite un mejor rendimiento y mayor control a lo largo del tiempo. A diferencia de los grandes proveedores de cloud público, cuyos sistemas de tarificación suelen ser complejos y con peajes de acceso a ancho de banda y computación, en Stackscale tenemos como objetivo que los costes cloud sean más sencillos, transparentes y predecibles.

Cloud a medida

Los entornos de cloud privado de Stackscale son fáciles de personalizar, ya que nuestro equipo técnico y comercial trabajan junto a cada cliente para proporcionar la solución más apropiada para su negocio. Sabemos que cada proyecto es único y que un cloud a medida puede ayudar a optimizar tanto el rendimiento como el presupuesto. Asimismo, al permitir configuraciones más específicas y a medida, los entornos de cloud privado facilitan la migración de sistemas y aplicaciones legacy.

Protocolos y estándares abiertos

Además, del mismo modo que los negocios deben ser capaces de adaptar su entorno cloud a sus necesidades sin dificultad, también deben poder cambiar de solución siempre que lo necesiten; sin problemas. Por eso en Stackscale, al contrario que algunos proveedores de cloud pública, usamos estándares y protocolos abiertos para construir los entornos cloud de nuestros clientes. Esto nos permite garantizar la interoperabilidad y la portabilidad de los datos, y evitar el riesgo de vendor lock-in o dependencia de un proveedor.

Acceso directo a soporte técnico

Los niveles de soporte técnico varían considerablemente entre proveedores. El soporte de la mayoría de proveedores de nube pública suele ser limitado y los clientes tienen que pagar una cuota adicional para tener acceso a diferentes niveles de soporte. Por el contrario, en Stackscale ofrecemos acceso directo a soporte técnico especializado por email y teléfono a nuestros clientes, 24/7/365. Asimismo, el hardware, el almacenamiento, las redes y los hipervisores cuentan con monitorización 24/7, de modo que cualquier incidencia pueda ser notificada con la mayor brevedad —e incluso de forma proactiva, antes de que llegue a ocurrir—.

Resiliencia y redundancia

Tanto las soluciones de nube privada como las públicas ofrecen un nivel de resiliencia y redundancia más alto que las soluciones on-premise.

En lo que concierne al cloud de Stackscale, cada elemento dentro de nuestra infraestructura es redundante para proporcionar un servicio tolerante a fallos. Además de confiar en centros de datos de vanguardia en Europa que implementan las medidas de seguridad y redundancia más estrictas —como:

Nuestra red de centros de datos también nos permite ofrecer alta disponibilidad (HA), replicación geográfica y diferentes soluciones de recuperación ante desastres (DR).

Asimismo, ambos tipos de cloud se basan en un modelo de responsabilidad compartida. Por lo tanto, cuando una empresa delega su infraestructura en un proveedor IaaS, también conserva parte de la responsabilidad. Por ejemplo: las empresas deben controlar quién tiene acceso al entorno y deben encargarse de diseñar un plan de recuperación ante desastres.

En resumen, no hay una «talla única» cuando hablamos de la nube. Pero, ante la pregunta de si optar por una nube pública o privada, hay que tener en cuenta que existen muchas alternativas cloud interesantes en el mercado más allá de las soluciones cloud hiperescalares. Desde nuestra experiencia, cada empresa tiene requisitos particulares que se deben evaluar minuciosamente. Por eso el equipo de Stackscale trabaja junto a cada cliente para encontrar la solución IT adecuada para su empresa.

¿Buscas el entorno cloud adecuado para tu negocio?

El equipo de Stackscale puede ayudarte a encontrar la solución más adecuada para tu empresa. 

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Cloud Privado

Descubre más sobre cómo combinamos las ventajas de la virtualización con las garantías de disponer de un hardware dedicado en nuestra solución de nube privada.

DESCUBRIR MÁS