¿Qué es un sistema legacy?

Legacy systems

Un sistema legacy o sistema heredado es un sistema, tecnología o aplicación de software antiguo o desactualizado que sigue en uso dentro de una organización porque sigue desempeñando las funciones para las que fue diseñado. Por lo general, los sistemas legacy ya no cuentan con soporte y mantenimiento y están limitados a nivel de crecimiento. Sin embargo, no pueden reemplazarse fácilmente.

Dado que los negocios evolucionan constantemente debido a cambios en la economía, nuevas leyes, el estado del mercado, la gestión, las reestructuraciones, etc., los sistemas tienden a quedar obsoletos con el paso del tiempo. A fin de adaptarse a todo estos cambios, los sistemas IT también están en continua evolución. Esto dificulta que los responsables IT tengan una visión completa del sistema porque las adaptaciones y actualizaciones suelen ser implementadas por diferentes personas a lo largo del tiempo.

Los sistemas legacy suelen ser esenciales para el negocio. Esa es sin duda una de las principales razones por las cuales el uso de sistemas legacy sigue estando muy extendido entre las empresas. Por lo tanto, los responsables IT deben analizar cuáles son sus sistemas heredados y hasta qué punto merece la pena mantenerlos. En general, los sistemas legacy son críticos para las operaciones diarias, de modo que su migración o sustitución deben evaluarse y planearse con sumo cuidado para minimizar riesgos potenciales.

Tipos de sistemas legacy

Las empresas pueden detectar si están usando un sistema o aplicación legacy analizando diversos aspectos. Ya que los sistemas pueden quedar obsoletos por varias razones. Por ejemplo, porque el vendedor del sistema discontinúe el producto; lo que se conoce como sistema legacy EOL (del inglés End-of-life; fin de la vida útil). El producto ya no existe y, por lo tanto, no tiene soporte. Otras razones por las que un sistema puede quedar obsoleto es porque ya no tenga actualizaciones, tenga numerosos parches, no se pueda escalar o no haya personal cualificado dentro de la empresa que sepa cómo funciona.

¿Por qué se siguen usando los sistemas legacy?

Los sistemas IT suelen durar años pero la tecnología evoluciona a gran velocidad. Por eso los sistemas a menudo quedan obsoletos antes de que las empresas estén listas para cambiarlos. De ahí que los sistemas legacy sigan en funcionamiento durante años dentro de las empresas. Estas son algunas de las razones por las que las empresas continúan usándolos:

  • Todavía cubren una necesidad del negocio o son sistemas de misión crítica.
  • Es una antigua inversión en tecnología que aún no se ha recuperado. Dado que desplegar los sistemas IT de una empresa es costoso, las organizaciones necesitan usarlos durante un cierto período de tiempo para poder amortizar la inversión. 
  • Reemplazar un sistema legacy implica invertir una cantidad de recursos —dinero, tiempo y trabajadores— que las empresas no siempre pueden asumir.
  • La empresa no dispone de las competencias IT para migrar el sistema heredado.
  • A menudo las organizaciones no disponen de las especificaciones técnicas para crear un nuevo sistema con las mismas características que el sistema legacy. Esto suele deberse a que los sistemas suelen ser modificados por muchas manos durante su vida útil para adaptarlos a las necesidades específicas del negocio.
  • La organización no desea reemplazarlo.

¿Cuáles son los aspectos más desafiantes de cambiar un sistema legacy por uno nuevo?

La sustitución y migración de los sistemas legacy ocupa un lugar importante en la lista de elementos críticos dentro de las organizaciones. Reemplazar un sistema legacy es complejo, costoso y requiere tiempo. Por eso es esencial evaluar aspectos clave como: cuál es el estado del sistema legacy, cuáles son las necesidades del negocio o qué riesgos son asumibles.

Costes

Aunque mantener un sistema legacy puede salir caro en algunos casos, los costes de reemplazarlo también pueden ser altos. Es importante evaluar y planificar adecuadamente el proyecto de migración para evitar que se disparen los costes. Por ejemplo, el hecho de que ciertos procesos de negocio suelan tener que adaptarse a los sistemas IT, para poder contrarrestar los puntos débiles del sistema, puede acarrear costes importantes y consecuencias impredecibles.

Especificaciones técnicas

Uno de los principales riesgos de reemplazar un sistema legacy es que el nuevo sistema no cumpla con los requisitos del negocio. Esto suele estar provocado por la falta de especificaciones técnicas del sistema obsoleto. Esto puede conducir a errores y cambios en las reglas del negocio especificadas en el software, que pueden suponer la pérdida de ciertos datos o funcionalidades importantes. En general, es difícil crear un nuevo sistema que tenga las mismas características y funcionalidades que el sistema heredado. Asimismo, si el sistema legacy está construido con una tecnología o lenguaje de programación obsoleto, puede ser difícil encontrar profesionales cualificados para conducir la migración.

Protección de datos

La protección de los datos es clave; todos los datos se deben migrar adecuadamente para evitar pérdidas. Así que, las empresas deben asegurarse de que todos los datos se extraen de manera segura, garantizar que los formatos antiguos y nuevos sean compatibles y dedicar tiempo a hacer pruebas y revisar los datos.

Experiencia de usuario

Otro desafío, que a menudo se pasa por alto, es la experiencia de usuario. Cuando se planea una migración a un sistema nuevo, todas las partes deberían sentirse involucradas en cierta medida. Algunos usuarios legacy pueden ser reticentes al cambio y tener en cuenta su opinión puede ayudar a las empresas a desplegar una solución con la que se sientan más cómodos. 

Evaluar adecuadamente todos estos aspectos ayuda a las empresas a identificar qué opción es la más idónea para su negocio: reemplazar el software o sistema desactualizado por uno nuevo, moverlo a la nube, o reconstruir o mejorar parte de la arquitectura del sistema.

¿Cuáles son los riesgos principales de conservar un sistema legacy?

Si los sistemas legacy son críticos para una organización, es importante realizar auditorías de seguridad y rendimiento de vez en cuando. Porque a pesar de las múltiples razones para mantener un sistema legacy, también hay diversos problemas y riesgos potenciales a tener en cuenta.

  • Compatibilidad. Al utilizar tecnologías desactualizadas, el sistema legacy puede volverse incompatible con nuevos sistemas o tecnologías que también sean esenciales para el negocio. Como resultado, los departamentos que usan sistemas heredados podrían no beneficiarse de todas las características que ofrecen los sistemas nuevos.
  • Soporte. Si el vendedor ya no vende el sistema o software que la empresa utiliza, ni ofrece soporte para el mismo, es poco probable que sea capaz de ayudar en el caso de que surjan problemas.
  • Silos de datos. Los sistemas legacy no suelen estar diseñados para ser integrados con sistemas más nuevos. Esto hace que los datos queden aislados de otros sistemas.
  • Seguridad. La falta de soporte, actualizaciones y mantenimiento, así como el hecho de usar estándares y protocolos antiguos, lleva a crear parches que pueden terminar causando fallos de seguridad. Lo cual también puede dificultar el cumplimiento de la regulación.
  • Rendimiento y productividad. Los sistemas legacy se vuelven cada vez más lentos con el tiempo, lo que también puede implicar una disminución del rendimiento, la eficiencia y la productividad.
  • Costes de mantenimiento y competitividad. Mantener un sistema heredado significa invertir dinero en un recurso IT que tarde o temprano necesitará ser reemplazado.

Migrar sistemas legacy al cloud

Migrar aplicaciones y sistemas legacy a la nube es más fácil con un entorno de Cloud Privado. A diferencia de la mayoría de las soluciones de Cloud Público, un Cloud Privado permite hacer configuraciones más específicas y a medida. Esto hace que la migración sea más sencilla y permite que las aplicaciones legacy puedan funcionar sin modificaciones, si fuera necesario.

Al migrar las aplicaciones legacy de un centro de datos on-premise a un Cloud Privado, las empresas pueden aprovechar la escalabilidad de los entornos cloud mientras conservan configuraciones a medida; además de optimizar costes. Normalmente, es posible montar un entorno virtualizado que simula el entorno original casi por completo. Incluso se puede dar cabida a sistemas operativos extremadamente antiguos (Windows XP, Windows 2000) y llevar a Cloud Privado aplicaciones que necesiten llaves por hardware —un método que se usaba con frecuencia para dar validez a licencias de aplicaciones—.

Migración de datos

La migración de datos es esencial a la hora de actualizar y migrar un sistema legacy. Para garantizar que sea un éxito, es importante:

  • Asegurarse de que todos los datos existentes se pueden extraer de forma segura.
  • Transformar los datos para que sean compatibles con los nuevos formatos.
  • Limpiar los datos para evitar posibles problemas de calidad (datos incompletos, duplicados o sin un formato adecuado).
  • Importante un grupo de datos para comprobar que no hay errores y garantizar que la migración se desarrolla tal y como está planeado, antes de cargar todos los datos en el nuevo sistema. 

Las aplicaciones legacy suelen ser de misión crítica para las empresas. Así que la migración de sistemas legacy a la nube debe analizarse y planearse adecuadamente. Si tu empresa busca una solución cloud para sus sistemas legacy, contacta con nuestros expertos para una propuesta a medida.

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cloud Privado

Disfruta de las ventajas de la virtualización, con las garantías propias de disponer de un equipamiento de uso exclusivo.

DESCUBRIR MÁS