SaaS, PaaS e IaaS: los principales modelos de servicio cloud

Modelos de servicio cloud: SaaS, PaaS e IaaS

SaaS, PaaS e IaaS son los principales modelos de servicio en la nube. Cada modelo de servicio cloud cubre diferentes necesidades de usuarios y empresas, y proporciona un nivel diferente de control, seguridad y escalabilidad.

SaaS (Software as a Service)

SaaS consiste en distribuir aplicaciones en el cloud a usuarios a través de Internet. En este modelo de servicio cloud el software se aloja en línea y se pone a disposición de los clientes con un modelo de pago por suscripción o compra. Los proveedores de cloud SaaS alojan aplicaciones en su red y los usuarios pueden acceder a ellas mediante un buscador o una aplicación, desde dispositivos diversos.

El proveedor es el responsable de desarrollar, mantener y actualizar el software. Del lado del usuario, usar productos SaaS es tan sencillo como iniciar sesión y empezar a usarlo en línea, sin instalar o alojar un software en local. La desventaja principal aquí es que los usuarios finales no tienen mucho control sobre él; lo cual puede ser un hándicap para algunos negocios.

El Software como Servicio es el servicio de cloud computing más común. Todos usamos algún producto SaaS en nuestro día a día. Muchas empresas utilizan el software en la nube para construir sus negocios, ya que es fácil de desplegar, usar, gestionar y escalar. Además, SaaS ha hecho que la colaboración entre equipos sea increíblemente más fácil durante las últimas décadas. Algunos ejemplos de SaaS son Google Suite, Dropbox, Acumbamail, Trello y Salesforce.

PaaS (Platform as a Service)

PaaS es un modelo de servicio cloud que proporciona un entorno de desarrollo listo para usar, en el que los desarrolladores pueden centrarse en escribir y ejecutar código de calidad para crear aplicaciones personalizadas.

La Plataforma como Servicio se distribuye a través de la web y permite que los desarrolladores puedan construir aplicaciones escalables y altamente disponibles, sin preocuparse del sistema operativo, el almacenamiento o las actualizaciones. Proporciona un espacio de trabajo que los desarrolladores pueden usar para desarrollar, gestionar, distribuir y testear sus aplicaciones de software.

Este modelo de servicio cloud hace que el proceso de desarrollo y despliegue de aplicaciones sea mucho más simple, eficiente y competitivo. Varios usuarios pueden acceder a una plataforma PaaS a través de la misma aplicación de desarrollo. Esta plataforma integra servicios, motores de bases de datos y más, para ayudar a los desarrolladores con el desarrollo, testeo y despliegue de apps.

Los servicios de plataforma en la nube permite innovar más rápido, pero los clientes de PaaS solo tienen control sobre lo que construyen en la plataforma. Así que, si hay algún problema con el sistema operativo o el hardware de la plataforma, no tienen ningún control sobre el impacto que pueda tener en el rendimiento de su software. Sin embargo, tienen control sobre el anti-malware, el control de acceso, etc. Algunos ejemplos de PaaS son Heroku, Google App Engine, Apache Stratos y OpenShift.

IaaS (Infrastructure as a Service)

IaaS es una solución de cloud computing que consiste en proveer y gestionar recursos de computación —servidores, almacenamiento, redes y virtualización— por Internet. La Infraestructura como Servicio proporciona a las empresas la tecnología y la capacidad de los centros de datos de alto nivel sin realizar una inversión de capital considerable en equipamiento IT. Los clientes IaaS acceden a su infraestructura a través de un panel de control o API, pero no tienen que gestionarla físicamente.

Este modelo de servicio cloud ofrece mucha flexibilidad a empresas, ya que pueden comprar recursos de computación bajo demanda, en lugar de comprar su propio hardware. De este modo las empresas aumenta la eficiencia, la escalabilidad, la redundancia y la seguridad, al mismo tiempo que mantienen el control sobre su infraestructura. Asimismo, al externalizar su infraestructura, también delegan su instalación, gestión y mantenimiento; como consecuencia, pueden ahorrar mucho dinero, tiempo y esfuerzos.

Al contrario que los modelos SaaS y PaaS, IaaS ofrece más control a los clientes, ya que estos siguen siendo los responsables de sus aplicaciones, datos, tiempo de ejecución, middleware y sistema operativo. Además, en lo que a seguridad se refiere, mientras que los proveedores de IaaS se encargan de asegurar que la infraestructura, almacenamiento y redes son completamente seguras, los clientes deben asumir la responsabilidad de otros aspectos como la gestión de accesos, la encriptación o la protección del tráfico de red.

La IaaS se puede usar para desplegar aplicaciones web, operar un CRM, realizar análisis de Big Data, almacenar datos, backups o planes de Disaster Recovery, y mucho más. Lo más importante es elegir el proveedor de IaaS que mejor se adapte a las necesidades y estrategia de tu negocio. Algunos ejemplos de IaaS son Stackscale, AWS, VMware y Microsoft Azure. En Stackscale, ofrecemos IaaS con virtualización en modalidad de Cloud Privado e IaaS sin virtualización mediante servidores bare-metal.

Comparación gráfica de los modelos in-house, IaaS, PaaS y SaaS

En el siguiente gráfico hemos resumido los elementos que gestiona el cliente (en negro) y los que gestiona el proveedor (en rojo) según el modelo que se elija —in-house, IaaS, PaaS o SaaS—.

En resumen, el modelo IaaS ofrece a las empresas los recursos de computación que necesitan para alojar, construir y operar sus servicios, el modelo PaaS proporciona un entorno en el que los desarrolladores pueden construir y desplegar aplicaciones, y el modelo SaaS distribuye software a usuarios y empresas a través de Internet; de modo que no tengan que preocuparse ni de su gestión ni de su mantenimiento.

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Conéctate a la revolución

Recibe noticias relacionadas con tecnologías Cloud, redes de última generación, sistemas altamente disponibles, almacenamiento de alto rendimiento, y otras soluciones y novedades relacionadas que puedan ser de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.